halong

Ficha País: Vietnam (Protocolo y Curiosidades)

Mientras, me gustaría compartir con vosotros algo diferente, una FICHA PAÍS, pero no macroeconómica como las del ICEX o las que puedes encontrar en el CIA FACTBOOK; sino una más bien diferente, de recomendaciones de protocolo, maneras de comportarse en una reunión y cultura autóctona.

Hoy, Vietnam.

Vietnam es uno de los países más interesantes y diferentes del suroeste asiático. Aunque la imagen que tenemos en el subconsciente es la Vietnam de la Guerra, es un país que ha cambiado mucho desde entonces. Estuvo bajo dominación china durante diez siglos; también fue colonia francesa y pasó una guerra civil de más de treinta años. Aún así, es un país que presenta una cierta influencia occidental.


Para situar la base de esta ficha, voy a dedicar unas líneas muy breves al entorno empresarial; para pasar a hablar de las recomendaciones a empresas.
Oficialmente es un país comunista, aunque al igual que China ha realizado muchas reformas encaminadas a un socialismo de mercado, privatización de las empresas y liberalización de las inversiones extranjeras. La evolución positiva de la economía le ha hecho ganarse el nombre de “nuevo tigre asiático”.
Para datos macroeconómicos se puede consultar el CIA FACTBOOK o la Ficha País del ICEX.
Centrándonos en el tema; pasemos a ver los aspectos culturales y de protocolo que pueden afectar a las negociaciones en este país.

PROTOCOLO

– La forma de saludo es el apretón de manos. Una advertencia: si saludan con las dos manos no es en señal de poder o hacer ver que se es más importante; sino que están intentando transmitir más respeto. Con el saludo se suele incluir una leve inclinación de cabeza; que es la usada con mujeres, ya que evitan el contacto físico con ellas.
Debemos evitar el contacto físico que resulta familiar y señal de amistad aquí (como la palmada en la espalda o coger del brazo). Y es muy importante no tocar la cabeza de una persona, y menos la de un niño. Según su religión (budismo mahayama), allí reside Dios.

– La lengua oficial es el Vietnamita; pero son comunes el Chino, el Francés y el Inglés (este último en expansión). “Hola” se dice “Xin Chao”; pero hay que cuidar la entonación, ya que puede tener otros significados.

– Sobre todo son gente amable y dispuesta. Están orgullosos de su país; cultura, paisajes y gastronomía.

– Evitar hablar de la Guerra Americana (la que nosotros conocemos con la del Vietnam). Si en algún momento sale la conversación; hay que escuchar pero no dar una opinión. Es un pueblo que ha sufrido mucho y que empieza a mirar los próximos años con esperanza. Prefiere hablar del futuro y no del pasado.

– Son muy puntuales, incluso llegan antes para asegurarse. Esperan lo mismo del empresario extranjero.

– En cuanto a la vestimenta: si la reunión es con representantes del gobierno: traje y corbata. Los empresarios son más informales y pueden recibirnos con camisa de manga corta (es un clima tropical con una humedad y calor altos). Se puede relajar la vestimenta, pero manteniendo una imagen de profesionalidad.

– En ciudades como Saigón o Ha Long City; los atascos no son de coches; sino de motos. Los coches llegaron a Vietnam hace pocos años y tienen un impuesto del 200% sobre ellos, por lo que no han tenido tiempo de abaratarse. Esto hace que la mayoría de la población vaya en ciclomotor y haya un caos generalizado a la hora de conducir.

– La sonrisa es diferente a la nuestra. Puede ser que no expresen alegría, sino falta de entendimiento, o incluso de incomodidad, vergüenza o tensión.

COMIDAS Y CENAS DE NEGOCIOS

– Debido al clima, caluroso y húmedo durante todo el año, es mejor reservar en un restaurante con aire acondicionado.

– No hay que alarmarse si en un restaurante nos piden su que elijamos la serpiente que nos van a cocinar (y nos pregunten cuánto queremos). También tienen bebidas locales como el Vodka con bilis de serpiente. También cocinan arroz de muchas formas; no obstante, son también los segundos máximos exportadores de arroz del mundo. El marisco es excelente.

– La sobremesa si es habitual, y generalmente se habla de temas familiares.

– La cultura de la propina no está muy desarrollada; pero no se ofenden si se deja una.

REUNIONES Y NEGOCIACIÓN


– Las negociaciones se realizan siempre en grupo. Debemos ser pacientes. Dirigirnos siempre a la persona de mayor rango, que suele ser la de mayor edad y tratarla con respeto y deferencia.

– Suelen empezar con una charla informal sobre los respectivos países y el viaje (breve). Es mejor que sean ellos que inicien la conversación de negocios.

– El intérprete, indispensable y además, contratado por nosotros; ya que suelen usar la técnica de proporcionar uno; para así, si las negociaciones se enquistan achacarlo al intérprete.
En las reuniones se suele servir té o café caliente con dulces y fruta. El café tradicional lo sirven cortado con leche condensada.

– Es mejor dejar los temas delicados para el final. Aprecian la calidad, por lo que tenemos experiencia en mercados exigentes en cuanto a calidad es bueno remarcarlo.
Si un tema no les interesa, cambian de asunto. Hay que dejarles claro que no se firmará ningún acuerdo hasta que quede zanjado.

– Al igual que sus vecinos chinos, tienden a cambiar los puntos ya negociados. No se puede hacer mucho, salvo intentar asegurar los riesgos con políticas comerciales, medios de pago, etc.

_

About these ads

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *