Medios de Pago (2/5): Remesa Simple y Documentaria

Viene de Medios de Pago (1/5): Orden de Pago Simple y Documentaria; Cheque Bancario y Cheque Personal

Y continuando con la serie de artículos dedicados a los medios de pago internacionales, veremos a continuación la Remesa Documentaria y la Remesa Simple.

Recordar, que para abordar este estudio hemos tenido en cuenta que el vendedor es a su vez exportador; y que el comprador es el importador.

_

REMESA DOCUMENTARIA

Son instrucciones que el exportador da a su entidad bancaria, para que gestione el cobro de una venta. La instrucción va acompañada por unos documentos (comerciales, financieros, o ambos), que se entregarán al importador, de acuerdo a las indicaciones

transmitidas.

La Remesa Documentaria es aquella Remesa en que las instrucciones van acompañadas de documentos de tipo comercial, a los que se pueden agregar (o no) documentos de tipo financiero.

En inglés es Documentary Collection, también es frecuente referirse a ella con las siglas CAD (Cash Against Documents), o bajo la denominación de pago contra documentos.

Los documentos de tipo comercial más habituales que se pueden incluir en la Remesa son:

–          Factura comercial.

–          Documento de transporte de la mercancía.

–          Documento de seguro de transporte.

–          Otros:

  • Relación de contenido (packing-list)
  • Certificado de origen u otros certificados.

–          Documentos financieros: Letra de cambio (predominantemente) o Recibo.

Encontramos dos modalidades principales:

–          Delivery Against Documents (D/P) o Contra Pago. Los documentos se entregan contra el pago, por el comprador, del importe de la operación.

–          Delivery against acceptance (D/A) o Contra Aceptación. Los documentos se entregan contra la aceptación, por el importador, de un efecto financiero (generalmente una letra de cambio) con vencimiento aplazado, que acompaña a la Remesa. Ésta aceptación puede ir acompañada, si así se solicita, de un aval bancario.

Las Remesas tienen regulación internacional. Concretamente las Reglas Uniformes relativas a las Cobranzas, de la Cámara de Comercio Internacional (CCI). La última versión es la publicación 522 de la CCI, 1995.

Esta regulación no es de obligado cumplimiento; sino que se debe hacer constar la sujeción a estas normas para que les sean de aplicación.


Cronología:

  1. Envío de mercancía del exportador al importador.
  2. Entrega a su entidad bancaria de los Documentos representativos de la mercancía (factura, documento de transporte, documento de seguro de transporte, etc.) y las Instrucciones de qué hacer con ellos. Ambos,  conjuntamente, constituyen la Remesa, y el banco recibe la denominación de Banco remitente.
  3. El banco del exportador remite los Documentos e Instrucciones al Banco presentador (normalmente el banco del importador).
  4. El Banco presentador avisa al Importador de la existencia de la Remesa.
  5. El importador paga y el banco le entrega los documentos cumpliendo las Instrucciones de la Remesa que ha dado el exportador. En la Remesa contra aceptación, el importador acepta la letra que se acompaña, y se le entregan los documentos.
  6. El Banco presentador envía los fondos al Banco remitente.
  7. El exportador cobra el importe de la Remesa.
  8. Con los documentos, el importador puede retirar la mercancía.


Ventajas e Inconvenientes para el Exportador:

–          Aporta seguridad, ya que no se entrega el control de la mercancía hasta que el importador paga.

–          Si la remesa es contra aceptación se puede conseguir financiación del banco del exportador hasta el momento del pago efectivo.

–          Hay un banco en el país del importador que se encarga de realizar este trámite de entrega de documentos contra pago, con arreglo a unas normas internacionales detalladas (si se han reflejado en el condicionado).

–          Coste bancario elevado.

–          La gestión de cobro es relativamente compleja, teniendo que enviar los Documentos y las Instrucciones a través de los bancos (lo cual influye en el coste).

–          Demuestra desconfianza hacia el importador, al condicionar la entrega de la mercancía (la documentación que permite retirarla) al pago o la aceptación de un efecto bancario.

–          Posibilidad de que el Importador no se presente a pagar o aceptar el efecto para retirar los documentos.


Ventajas e Inconvenientes para el Importador:

–          Le permite salvar la desconfianza del vendedor que, en otro caso, puede que no le vendiera o le exigiera  un pago anticipado.

–          Obtiene generalmente un aplazamiento del pago (en el caso de aceptación de letra con vencimiento aplazado).

–          Coste elevado.

–          Gestión relativamente compleja para hacerse con la mercancía.

–          Existe un riesgo sobre la mercancía. Ya que aunque se pueden comprobar los Documentos en el Banco presentador, no puede retirar la mercancía (ni, por tanto, analizar la mercancía y ver si se ajusta a lo pedido) hasta que no ha pagado o aceptado los efectos bancarios.

REMESA SIMPLE

Es el medio de pago en que las Instrucciones van acompañadas, exclusivamente, de documentos de tipo financiero. Entre los documentos más habituales que se pueden encontrar están la Letra de Cambio, el Recibo y el Pagaré

Podemos encontrar dos modalidades principales:

–          Contra pago (D/P).

El documento se entrega contra el pago, por el importador, por el importe de la operación.

–          Contra aceptación (D/A).

El documento se le presenta al importador para su aceptación (mediante su firma) y no se le entregará hasta el momento en que, al vencimiento, efectúe su pago.

En algunos países es posible utilizar un tipo de remesas, denominadas Remesas Electrónicas. Las Letras no se envían físicamente sino que se gestiona su cobro a través de sistemas informáticos. Este es el caso, por ejemplo, de Francia (sistema LCR), Italia (sistema RI.BA) y Portugal (sistema E.I.C.).

Las Remesas tienen regulación internacional. Concretamente las Reglas Uniformes relativas a las Cobranzas, de la Cámara de Comercio Internacional (CCI). La última versión es la publicación 522 de la CCI, 1995.

Esta regulación no es de obligado cumplimiento; sino que se debe hacer constar la sujeción a estas normas para que les sean de aplicación.

Cronología:

 

  1. Envío de mercancía del exportador al importador.
  2. Envío directo de documentos representativos de la mercancía del exportador al importador.
  3. El exportador entrega a su banco, el Banco remitente, un efecto financiero (de los señalados al principio) y unas Instrucciones de cobro. Ambos conjuntamente, efecto e Instrucciones, constituyen la Remesa.
  4. El Banco remitente envía el efecto financiero y las Instrucciones al Banco presentador (banco del importador).
  5. Cuando recibe los documentos comerciales, el importador puede retirar la mercancía de su aduana.
  6. El efecto financiero es entregado al importador contra el cumplimiento de las Instrucciones de la Remesa (cuando hay aplazamiento de pago, el efecto es presentado primero a la aceptación del comprador, que luego lo pagará al vencimiento).
  7. El Banco presentador efectúa el pago al Banco remitente.
  8. El exportador cobra el importe de la Remesa.

Ventajas e Inconvenientes para el Exportador:

–        No demuestra desconfianza hacia el comprador y, además, le concede generalmente un aplazamiento del pago.

–        Facilidad para obtener financiación del Banco remitente durante el período de aplazamiento, mediante el descuento del efecto.

–        Financieramente inseguro: queda pendiente de la voluntad del comprador de aceptar o pagar el efecto financiero.

–        Coste relativamente elevado, aunque menor que la remesa documentaria.

–      Posibilidad de problemas de ejecutividad del efecto financiero si no está debidamente emitido o timbrado con arreglo a las normas del país en que debe pagarse (o la firma fuese falsa o no tuviese poderes el firmante).

–     Gestión de cobro relativamente compleja, teniendo que preparar el efecto  financiero y las instrucciones para entregar al Banco Remitente.

Ventajas e Inconvenientes para el Importador:

–          Seguridad: puede no pagar o no aceptar el efecto hasta que no recibe la mercancía, comprobando su idoneidad.

–          Obtiene generalmente un aplazamiento del pago.

–          Coste relativamente elevado, aunque menor que la remesa documentaria.

–         Una vez correctamente emitida y aceptada la letra, quedará vinculado al pago con arreglo a la normativa del país de cobro.


Va a Medios de Pago (3/5): El Crédito Documentario

Manuel Vera López
www.manuelvera.info
www.sellingthemoto.com
www.foreigntrade20.com
About these ads

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *